Vivir más no significa vivir mejor. ¿Eres responsable de tu salud?

Gracias a los adelantos de la ciencia y de la tecnología, hoy podemos tener una vida mucho más longeva.

Por ejemplo, en más de 180 países se llega a vivir un promedio 72 años, situación que en la Edad Media o antes de Cristo, esto era impensable.

El poder tener una vida más larga tiene sus bemoles.

Lo ideal es llegar, por ejemplo, a los 70 años con una salud aceptable, donde podamos disfrutar de los que nos rodean y viceversa.

Y mucho tiene que ver nuestro estilo de vida y la responsabilidad que hemos colocado a nuestro cuidado.

Para llegar a una edad avanzada lo más sano posible, hay que comenzar a cuidarse desde una edad muy temprana.

El comer saludablemente, hacer ejercicio, realizarse chequeos médicos de forma periódica, en general, tener hábitos saludables harán que nuestro cuerpo y mente lleguen a buena forma a décadas avanzadas de nuestra vida.

Lamentablemente esto no es así y junto a los malos hábitos que cada persona tiene hemos contribuido a la cadena de acontecimientos que llegan a ser epidemias hasta convertirse en problemas serios de salud no solo a nivel nacional, sino mundial.

Un caso muy particular lo podemos ver en el crecimiento de la diabetes en la población.

La diabetes es un reflejo de nuestros malos hábitos, esto es, comer a deshoras o no comer por lo menos las 3 comidas al día, el desvelarse, el no hacer ejercicio diario, el no saber canalizar el estrés, el llevar una vida desprolija, como desvelarse o no dormir adecuadamente.

En fin, la combinación de dos o más de los puntos anteriores son catalizadores para que nuestro cuerpo se descompense, surgiendo así la diabetes, en especial la de tipo 2.

Afortunadamente, es una enfermedad que se puede “sobrellevar” siguiendo las indicaciones médicas junto a un cambio radical en nuestro estilo de vida.

Lamentable no todos los pacientes con diabetes se cuidan adecuadamente y ya siendo una persona diabética, es probable que se sumen otros tipos de problemas de salud.

Un ejemplo muy claro son los problemas y complicaciones que los diabéticos enfrentan ante una cortada en el pie mal cuidada, llevándolos a problemas del pie diabético o la pérdida de su vista conocida como retinopatía diabética.

Otras alteraciones que suelen acompañar a la diabetes son los problemas cardiovasculares o accidentes cerebrovasculares, problemas con el riñón, tener hipertensión o complicaciones con la piel.

Mandatory Credit: Photo by Voisin/Phanie / Rex Features ( 1302876j )A diabetic woman is checking her blood sugar level (self glycemia). A drop of blood obtained with a pen-like lancing device is placed on a test stick and analysed with blood glucose tester (glucometer).Various

Por lo que cuando se tiene diabetes, los cuidados se deben intensificar para evitar complicaciones serias.

Y esto, definitivamente es responsabilidad del paciente quien la padece.

Nuevamente, gracias a la medicina podemos pensar en vivir bien, aun cuando hayamos desarrollado un problema de salud como la diabetes.

Ahora bien, vivir más y mejor es la idea que la medicina moderna busca, para que podamos disfrutar más de lo que nos rodea.

Sin embargo, no solo se trata de alcanzar edades centenarias que cada vez son más frecuentes, lo importante es vivir en pleno uso de nuestras facultades sin depender de nadie y hacerlo con una sensación de calidad de vida elevada.

¿Tú qué opinas?