Cómo terminar el día sin estrés

Uno de las grandes problemas que la sociedad está teniendo por el estilo de vida tan ajetreado que se tiene, las horas de trabajo y la cantidad de tiempo atrapados en los traslados y congestionamientos, es sin duda el estrés.

Es el mal del siglo del XXI, donde no se le da un respiro a nuestro día.

Es interesante observar que muchos ya hemos despertado y tratamos de ser más responsables con el medio ambiente, solo que esto incluye también el ambiente que nos rodea, empezando por nuestro propio santuario que es nuestro cuerpo.

Y ¿cuidamos nuestro cuerpo? ¿Tenemos buenos hábitos, sean alimenticios, de sueño, de ejercitación? ¿Cuidamos lo que vemos, lo que oímos, lo que leemos?

Abordemos en esta ocasión el tema del sueño y del descanso.

¿Cuántas horas duermes? ¿Te son suficientes? ¿Despiertas con energía y listo para comenzar el día?

Se ha observado, de acuerdo a ciertos estudios, que cerca del 60% de la población no duerme bien y por bien me refiero a lo suficiente para despertar con energía.

Por bien también me refiero a tener un ritual antes y después de dormir que ayude al cuerpo y a la mente a estar en equilibrio para descansar y mantenerse con energía durante el día.

estres

Vivimos tan acelerados y casi puedo “predecir” que tú y yo casi tenemos los mismos hábitos: nos despertamos apresurados con angustia de llegar tarde a nuestro destino, desayunamos apresuradamente cualquier cosa o incluso no lo hacemos.

Pasamos un largo rato en el trayecto y llegamos con ansiedad a iniciar labores.

Durante el trabajo nos sentimos cansados, agobiados… estresados. Salimos a comer y nunca es a la misma hora.

Al final llegamos a casa nuevamente después de pasar un buen rato en el tráfico y lo que queremos es llegar a descansar, solo que primero hay que saludar a la familia y prepararse para el siguiente día.

Y para terminar, nos quedamos viendo la televisión en estado “zombie”. Creo que no me equivoco mucho, ¿o sí?

Lo ideal es que pudiéramos terminar el día bien. ¿Y que sería terminar un día bien?

Comer tranquilamente las tres comidas del día a la misma hora, realizar una actividad física por lo menos 30 minutos diariamente.

Buscar comunicarte adecuadamente con las personas que te rodean y platicar. La televisión absorbe nuestro tiempo y la familia es más importante que esa caja negra.

Al menos que sea algo de vida o muerte, desconéctate del celular. Deja el mundo afuera y céntrate en ti y en los tuyos.

meditacion

Dedícale tiempo a tu mente y a tu espíritu para meditar por lo menos unos 5 a 15 minutos diarios y dar gracias por lo que te sucedió en el día.

Tener un ritual para irte a descansar que no involucre nada electrónico, por lo menos 30 minutos antes de irte a la cama.

Los colchones deben ser ideales para tu descanso junto con una muy buena almohada.

Que la habitación sea confortable, esté aireada, de preferencia que no entre luz ni ruido.

Y antes de cerrar los ojos, dale las buenas noches a tu pareja y al universo.

Sí, considero que eso es terminar un día bien y presagia que nos levantemos con ánimo de comenzar un día más. ¿Tú qué opinas?